Actualidad
Misión Estudio Uganda - Kenia 2021

FLUIDEX tenía previsto llevar a cabo una Misión Estudio a Uganda y Kenia del 5 al 9 de octubre de 2020, pero debido a la pandemia del Covid, la actividad se realizará en 2021.
*La fecha de la actividad está todavía por determinar.

  UGANDA  

Uganda podría convertirse en país exportador de aquí a 2020. Una oportunidad para su gobierno, que ha puesto en marcha un programa de infraestructuras para dinamizar la economía. Pero estas inversiones se fundan esencialmente en la esperanza de los ingresos petroleros que no existen aún: 6,5 millones de barriles de reservas, de los cuales 1,5 millones de barriles serán inmediatamente “recuperables”. Los recursos del norte del lago Albert deberían permitir, según Kampala, recuperar 2,4 millones de dólares (2,25 millones de euros) anuales a partir de 2020. El objetivo fijado por las autoridades ugandesas es de convertir en una ‘economía de renta media’ a Uganda en el plazo de cinco años. Conscientes de su débil producción eléctrica, y del freno al desarrollo económico que esto supone, el gobierno ha impulsado diversos proyectos, tales como la central solar de África del Este, inaugurada en Soroti en diciembre de 2016, que abastecerá de electricidad a más de 40.000 habitantes de la región. También el embalse de Bujagali, terminado en 2012, con una capacidad de producción de 250MW o la controvertida presa de Isima, todavía en proceso de construcción. Aun así, al país le queda mucho por hacer, en tanto que el 80% de la población no se encuentra oficialmente conectada a la red eléctrica.

   KENIA   

El programa económico denominado Vision 2030 es la principal herramienta del Gobierno de Kenia a corto y medio plazo y tiene como objetivo fundamental situar al país dentro de las economías de renta media-alta a través de tasas de crecimiento anuales sostenidas del 10%.
El único mineral del que Kenia es actualmente un productor y exportador significativo es el carbonato sódico (sal usada en la fabricación de jabón, vidrio y tintes) que se extrae del Lago Magadi. Sin embargo existen indicios de la existencia de otros minerales y en 2016 se aprobó una Mining Law con el propósito de fomentar y facilitar la exploración y explotación de posibles yacimientos. El objetivo oficial es incrementar, para 2030, la aportación del sector al PIB hasta el 10%, desde el 1% actual.
El descubrimiento en 2012 de un yacimiento de petróleo en la región de Turkana por parte de una empresa británica podría cambiar la situación a medio plazo. Además, se están explorando yacimientos en el Océano Índico, donde Kenia y Somalia tienen un contencioso abierto por la delimitación de su frontera marítima.
La falta de recursos naturales ha provocado que la economía de Kenia haya tenido que desarrollarse a través de su propio tejido empresarial y potenciando la llegada de compañías extranjeras. Gracias a su localización geográfica y a una buena red de infraestructuras, el país es considerado como el centro comercial y financiero del este de África.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario.
SÍ, ACEPTO